Sonata para rebeldes

Sonata para rebeldes en si bemol

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

«No puede comprender que el heavy deba ser un rito marginal

o que no suene bien la música de Bach si no te pones frac.

Pobre, le quieren recluir en una clínica mental,

todos se empeñan en decir que con el rock se acaba mal.

Dice que el gran Beethoven hoy tocaría rock,

aunque le ataquen mantendrá su opinión…»

Breakthoven (Barón Rojo).

Es difícil convencer a alguien de que un género musical basado en el desencanto de los negros que padecieron el apartheid gringo pueda ser una obra de arte con raigambre en la música clásica. Sin embargo, el blues lo es. Más difícil aún es convencer a alguien de que un género musical basado en las correrías de motociclistas pueda ser una obra de arte con raigambre en el blues —y, claro, en la música clásica—. Sin embargo, el heavy metal lo es.

Quizás imaginarlo sea complicado pero el metal pesado, el soundtrack de los rebeldes sin causa, puede ser la moderna caja de resonancia que Richard Wagner soñó y quiso montar en auditorios de hace dos siglos.

El Jardín de las Delicias, tríptico de El Bosco que situó a los músicos en el infierno.

El Jardín de las Delicias, tríptico de El Bosco que situó a los músicos en el infierno.

Opus 32 N°. 1

Es verano y estás intentando descubrir qué hay bajo la alfombra que cubre el piso de tu casa, con tus amigos y familiares de infancia; niños revoltosos que corretean tras los más grandes. Sobre la alfombra hay una mesita de sala y, alrededor, estantes de libros que te parecen ilegibles, junto a un equipo de sonido que permanece en silencio. Te sientes muy pequeño en medio de ese conjunto de grandes objetos que te han prohibido tocar. Uno de tus primos mayores, ya entrado en la adolescencia, cruza la sala dándote una palmada en la nuca. No culpas al tipo por arrogante, es casi un deber permitirle que te enseñe algo. Cosas de la edad. Es de esos chicos nacidos en los años setenta que no conocerán Internet hasta la adultez y que en los noventa verán los discos compactos como milagros efímeros.

Ese primo —que lleva tenis, jeans y camiseta— es la oveja negra de la familia, a quien los mayores no pierden de vista porque temen que te enseñe a fumar a escondidas. Pero lo que va hacer está lejos de ser una travesura, algo que él no recordará en unos años pero que a ti te marcará de por vida, más que la adicción a la nicotina.

Estás en esa reunión familiar de los años ochenta, mirando a todos con curiosidad; a esa edad temprana sueles aburrirte con frecuencia. Entonces escuchas algo, un zumbido, y el tedio desaparece tras una sensación que, hasta ese momento, no habías conocido. Empiezas a sentir una especie de placer por algo que te penetra los oídos. Tu primo —el rebelde sin causa al que recién le han brotado espinillas— ha cruzado la sala con un sobre grande de cartón del que saca un disco también grande y negro, para colocarle una aguja encima, sin rayarlo. Sube el tono del volumen, los parlantes polvorientos se activan, el zumbido del acetato irrumpe junto al sonido de la lluvia sobre hojas secas, campanadas y lo que parece un maullido, garras de animal sobre una pizarra que te atraen por su ritmo.

El 18 de septiembre de 1970, Black Sabbath lanzó el disco Paranoid

El 18 de septiembre de 1970, Black Sabbath lanzó el disco Paranoid

Tú no sabes qué sentir ni cómo reaccionar pero te emocionas, das saltitos sobre la alfombra. El sonido te envuelve y el zumbido, que parece necesario, va despareciendo cuando un tipo empieza a gritar. Su aguda voz canta en inglés y empiezas a sentir un leve temor, miedo a lo desconocido como el que te embargará cuando el mismo primo te muestre, en unos años, una película porno, o cuando recibas, mucho después, tu primer beso, de una prima, su hermana quizá. Entonces te reconforta saber que él, mayor y experimentado, te ha envuelto en esa música porque algo bueno debe tener. Querrá aleccionarte tal vez, mostrarte algo que ya te está permitido disfrutar. Algo que, quieras o no, recordarás para siempre.

Así empieza mi relación con Black Sabbath que está entre los grupos que escucho desde la infancia. Con el pasar de los años me di cuenta de que esas melodías no solo me emocionaban sino que se metían en mis venas haciéndome sentir que retumbaban dentro de mí como un eco del pasado. De un pasado lejano. De otra vida. Parece difícil convencerlos de que unos unas canciones oscuras, junto a letras basadas en películas de terror puedan llegar a ser tan excitantes. Pero pueden. Conforman piezas magistrales que yo no cambiaría por nada, por ningún otro género y por ningún otro pasatiempo. Y para que esto no termine siendo un elogio a un arte que pocos comprendemos, o una simple lisonja a algo que amo, contaré qué tiene que ver esta música con el pasado, con esos registros fonográficos encerrados en museos de coleccionistas a los que el frac les es inherente.

Opus 32 N°. 2

Mientras crecemos, nos damos cuenta de que viajar en el tiempo es imposible. Y, para colmo de males, al cineasta Robert Zemeckis se le ocurrió jugarle una broma pesada a Chuck Berry cuando puso la canción ‘Johnny B. Goode’ en las manos de Marty McFly (Michael J. Fox) en su filme Back to the Future. La treta: Marty entonó su guitarra de una forma desconocida en la década de los cincuenta, adonde había regresado-viajado. Marvin, un primo de Berry, lo escuchó y telefoneó: “Chuck, ¿recuerdas el sonido que estabas buscando? Bueno, pues escucha esto”. Treta que confunde porque Chuck Berry tenía en la sangre —en su historia genética— el ritmo acrobático que hace sensual a la música[1]. Read More

Anuncios

El avant garde y Paul McCartney

De los cuatro fab four, Paul McCartney era el más interesado en la alta cultura y vanguardias.

Por: Eduardo Varas

@EduardoVarasC

Por alguna extraña razón, Paul McCartney será por siempre el beatle que va detrás de John Lennon. Y para muchos, incluso, por debajo de George Harrison. Esta es una de esas injusticias provocadas por los prejuicios que gravitan alrededor del mito de la banda de Rock que pateó el tablero del mundo: Paul, el de la cara bonita, el que hizo “Yesterday”, el que parecía disfrutar del reconocimiento, el que quería canciones melosas y cursis…

Para muchos, Paul McCartney siempre será la sombra de John Lennon. Aunque, como premio de consuelo, lo coloquen por encima de Ringo Starr.

Esa mitología gana en todo nivel porque una personalidad como la de Lennon no deja a nadie de pie.

Pero Paul fue quizás la pieza determinante dentro de la banda, tanto para lo bueno como para lo malo. Porque muy pocos saben que de no haber sido por él, los Beatles hubieran desaparecido tres años antes de su fecha de caducidad: él los mantuvo unidos cuando murió Brian Epstein, su manager, en 1967; encabezó proyectos y tomó la batuta, trató de respetar las individualidades de los otros tres y logró controlar a la bestia por un poco más de tiempo, hasta que la ficción se reventó, a inicios de los 70’s.

No era que solo disfrutara de ser uno de Los Beatles. Ser un beatle era lo único que sabía hacer, con todos los pros y contra que eso involucraba.

Paul McCartneyDe los cuatro fab four, Paul McCartney era el más interesado en la alta cultura y vanguardias. Hijo de un músico de jazz, el bajista, en 1963 –cuando la banda viajó de Liverpool a instalarse en Londres– es quien empezó a consumir de inmediato la oferta de la capital inglesa. Fue asiduo asistente a obras de teatro y a conciertos de cámara y óperas, McCartney diversificó sus intereses con solo 21 años. De la mano de George Martin, el eterno productor de Los Beatles, escuchó y se dejó llevar por las obras de Shubert y Stockhausen. McCartney fue el primer beatle que caseramente trabajó en experimentaciones sonoras y cuando algo le parecía que funcionaba, lo llevaba al estudio. De hecho, fue su curiosidad e insistencia lo que permitió que sus cintas con sonidos reproducidos al revés fueran parte de la música del grupo. “I’m only sleeping” y “Rain”, dos canciones de Lennon, se benefician de este trabajo de McCartney.

Andy in the garden, 1990 (Paul McCartney)

Andy in the garden, 1990 (Paul McCartney)

Fue McCartney quien tomó su guitarra Epiphone, semi acústica, y tocó el solo de “Taxman”, canción compuesta por George Harrison, cargándola de ese aire oriental como guiño a su compañero de banda. Para “Tomorrow Never Knows” fue Paul quien llevó al estudio los loops trabajados en casa y que se usaron como parte del caos sonoro en esta canción que cierra el disco Revolver, de 1966.

Paul insistía en usar más músicos, en llevar a gente que tocara instrumentos que ellos no pudieran tocar. Paul fue el corazón, las piernas y la cabeza por mucho tiempo, quizás demasiado y por eso el mito ha sido demasiado duro con él: tanto Lennon como Harrison no quedaron en buenos términos con él; con los años, esas relaciones se arreglarían.

La canción de Los Beatles que pocos saben cómo va Read More

Cuatro Jinetes saltando sobre el fuego

Cuatro jinetes saltando sobre fuego

¿Por qué los primeros integrantes de MetallicA son menos famosos que Jesucristo?

Metallica-backstage-at-Th-004

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

Una furgoneta negra recorre el asfalto interminable de Nueva York. El chofer tiene el cabello largo, rubio, y los ojos llorosos. Su nombre es James Hetfield y conduce hacia la Terminal de Buses de la Autoridad Portuaria. Es una mañana de abril en 1983 y junto al guitarrista, que derrama lágrimas sobre el volante, están sentados el baterista Lars Ulrich y el bajista Cliff Burton. Detrás de sus asientos –en la cajuela de la camioneta U-haul en la que han viajado desde San Francisco hasta la gran manzana– está acostado, triste y con resaca, un joven Dave Mustaine al que llevan a la estación luego de haberlo expulsado de Metallica.

Es un día triste para los cuatro músicos que llegaron a la ciudad más grande del mundo con la idea grabar el primer Long Play de sus carreras. Mustaine, el pelirrojo que aún está bajo el techo oxidado del carro de James, tendrá cuatro días de viaje en un autobús para pensar en lo que motivó a sus amigos a separarlo de la banda que formó el danés Ulrich, quien parece ser el menos afectado por la decisión recién tomada.

Mustaine era un peligro cuando estaba ebrio y ya les había causado problemas —Unos días atrás, en un restaurante de la carretera, Dave armó una pelea: los cubiertos volaron sobre las mesas que tiraba al piso a punta de patadas, los meseros persiguieron a la banda que huyó del lugar dejando atrás las sirenas de la policía californiana. Read More

La indiscutible Reina del Metal llega a Ecuador

Doro Pesch se casó con el Rock

Por: Luis Fernando Orquera

@luisferork

Doro Pesch visitará por primera vez nuestro país este sábado 1 de marzo, como acto principal del cada vez más renombrado Guaranda Metal Fest, un evento que año a año sorprende con reconocidos nombres de la escena del Metal mundial.

doromusic.de

doromusic.de

Esta vocalista fue una de las primeras mujeres en incursionar en un género que hasta hoy sigue siendo mayoritariamente masculino. Así, a inicios de los 80, su reconocible estilo de interpretación (melódico pero lleno de fuerza) lideró la banda Warlock durante buena parte de esa década, hasta que perdiera los derechos para usar el nombre del grupo.

Esto la obligó a continuar su carrera con su propio nombre. El propósito principal de la artista fue triunfar en EEUU. Sin embargo, con la llegada de la oleada alternativa de los 90, su música, influenciada por el Heavy Metal ochentero, tuvo un tibio recibimiento en ese país. De todas formas, su continente y la comunidad del Metal a escala global nunca dejaron de apreciar y recibir de buena forma sus producciones.

Así por ejemplo, mientras su disco de 1989, «Force Majeure» llegó al número cinco en Alemania, apenas se ubicó en el 154 en Norteamérica. Esta tendencia no cambió con el paso de los años. Lo que sí se cimentó con su continuo trabajo fue una fanaticada fiel y un respeto dentro de la comunidad metalera.

Desde 1993 Doro ha sido una infaltable participante del festival de Metal más importante del mundo, el Wacken Open Air, que tiene lugar cada agosto en Alemania. Su relación con este evento es tal, que incluso fue ella la responsable de escribir el himno oficial del evento, una canción llamada We Are the Metallheads.

Su constante producción de álbumes (un promedio de uno cada dos años) y sus extensas giras mundiales han mantenido vigente su nombre y su música pese a que la misma tenga poca o nula rotación en el espectro radial. Sin embargo, este ritmo y compromiso de trabajo le han privado de formar una familia:

—No tengo niños, me encantan pero mi matrimonio con el Metal no me permite tenerlos. Es mi decisión— aseguró Doro a diario El Comercio, en una entrevista que puede leerse a continuación.

Read More

La Cruz del Sur en un camino Sin Retorno

‘(Una) profunda perversión moral va unida a un mundo basado esencialmente en la inexistencia del retorno, en ese mundo todo está perdonado de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido’

MILAN KUNDERA

La Insoportable Levedad del Ser

Texto: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

Foto y video: Southern Cross

Lo de Southern Cross es una caja de música construida con precisión de relojero. Ensamblada desde 2003, cuando pocas bandas entraban a estudio para plasmar sus obras y las demás esperaban, ansiosas, su turno para el redondo en cada concierto, como los que se hacían frente al estadio de Chimbacalle, en la ACJ, uno de los lugares donde se dieron a conocer y fueron forjando sus temas. Una cajita de música en que el cobre se ha convertido en acero. Cuerda que se tensa una sola vez pues no hay retorno.

Si bien no apelan a historias concretas o personajes de leyenda (tan común en ese género) su mensaje deja entrever, junto a su esfuerzo y constancia, una clara intención: afrontar el peso de un sendero de una sola dirección, ¡fatal! pero, a la vez, heroico. Han dicho que sus letras son metafóricas, para que los oyentes, cultores de las sinfonías y el Power Metal, las reinterpreten y se apropien de ellas.

Esta agrupación no solo tomó el nombre de una pieza magistral de Black Sabbath (‘The Sign of the Suthern Cross’ del inmortal disco <<Mob Rules>>) sino que siguió el ejemplo de los ingleses al hacer lo impredecible: un disco sin concesiones, que innova en la melodía y lírica el estilo en que se los puede –siempre con dificultad– encasillar. Tampoco es casualidad la fuerza con que empiezan para dar cuenta, sin pretensiones, de sus acordes más sinfónicos. Composiciones de Wilmer Raura que encajaron a la perfección con el violín del maestro Tadashi Maeda en una proeza épica que varios afortunados pudieron apreciar en un abarrotado teatro México.

Read More

Rock y Box a fondo blanco

ALMAFUERTE – ‘Aguante Bonavena’

Fue la amistad, la unión inquebrantable ante las adversidades la que empujó a los argentinos ALMAFUERTE a escribir y componer un tema dedicado al deporte por antonomasia. No el más popular, ni el más caro pero si el que cumple con todas las condiciones del sacrificio. El boxeo, la batalla olvidada en la que no se trabaja en equipo y en la que el emblema es una persona.

Por: Luis Fernando Fonseca

Y si el púgil se entrena a sabiendas de que es un trabajo infame que seguramente le negará la paz de su juventud y el descanso en la vejez, así también el Rock & Roll consume a quienes lo defienden. Los dos merecen la pena, por ello estas líneas no pueden –ni quieren– ser una queja. Son una rabieta de quienes desde la infancia se vieron atraídos por los acordes que inventaran grandes genios entre cuerdas (de acero).

Esta no es la biografía de un grupo, es la reseña de todos los conciertos de cualquier banda comprometida con el Rock Pesado porque esto del Heavy Metal es una batalla sin más paga que la propia memoria de los que lo han llevado al sitial en que está. Esta semblanza atraviesa todas las vivencias de quienes se suben a un escenario a <<dejarse la piel>>, como lo hiciera Oscar Natalio Bonavena, la noche del 7 de septiembre de 1970, cuando se enfrentó al gigante Muhammad Ali.

Yo y mis pares estamos acá para dar lo que hay que dar

por sentimiento locura y pasión se nos ve de negro vestidos.

Ringo Bonavena Vs Cassius Clay

‘Ringo’ Bonavena incitaba al afroestadounidense, su valentía no desentonaba con el ‘orgullo argentino’ (que también proclamara la banda de Ricardo Iorio):

I kill you!… Chicken, chicken, Vietnam–ridiculizó a Ali, nacido Cassius Clay y llamado así hasta antes de adoptar el Islam como religión (evadió de esta forma el servicio militar, en esos tiempos obligatorio en EUA, y renegó de la guerra contra el Viet Cong) Las provocaciones del boxeador gaucho se parecen a las que un reflexivo y locuaz Muhammad Ali proferiría contra George Foreman cuatro años después, un 30 de octubre en Kinshasa, Zaire, otro choque memorable.

Soy metalero por propia elección no me rompa las bolas oficial

a fondo blanco estoy festejando lo mejor del Heavy Nacional.

Ali se reivindicó contra Foreman

La consagración sería doble para la leyenda norteamericana, aunque la primera de las peleas citadas fue tan reñida que el ganarle sin sudar al bonaerense habría sido una quimera. Read More

‘Ataque Extremo’ desde Quito

‘Sacerdotes del Infierno’

Hablar de Thrash Metal en el Ecuador es recordar las brutales actuaciones de Kreator, Sodom, Exodus, Mortal Sin, MegadetH y TestamenT. Lo digo porque en este estilo –que parecía gozar de la preferencia de una mayoría– las propuestas nacionales han sido escazas aunque representativas (Blaze, Demolición, Profecía, Narcosis…) Es que una de las vetas más honestas y fuertes del Metal no necesita del clamor inocuo que despiertan las banditas de moda para subsistir. El hambre incontenible de rapidez hace insoportable la espera de más referentes en una época que es testigo del resurgimiento de este ochentero sonido pero, contra malos augurios, surge una agrupación nacional que sigue el legado thrasher en toda regla.

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

A pesar de no haberlos visto en directo, llegaron a mis oídos sus acordes obligándome a destapar el baúl de los viejos discos y casetes en busca de aquella fuerza que impusieran en el underground los Mötorhead, Diamond Head y el resto de la Nueva Ola del Heavy Metal Británico. La raíz alcanza el bajo de Patricio Viveros, quien comanda Extreme Attack con una voz que parece agudizar el eco de unos Atrophy muy acelerados. Súmense a eso las seis cuerdas que desgarra Renata Pacheco produciendo sensaciones comparables a las que provoca escuchar a Nuclear Assault o Artillery (y yo creía que ninguna mujer se atrevería a subir a un escenario Thrash luego de la violenta impronta de Sabina Classen). Por último, está la pegada de Andree Aguilar en una batería que refuerza su marca exigiendo un doble bombo para completar la tralla.

La banda –que habría llegado a más gente de no ser por el declive del festival de fin de año en la Concha Acústica– venía de presentarse en Colombia en el Warriors of Metal de Popayán… era el momento preciso para presenciar su despliegue sobre las tablas.

‘Asesino(s)’

La cita se dio el viernes pasado, un recital en el que The Grief presentaban el disco «Arise from Hell», que los llevó a integrar la compilación «Endless Massacre IV» de la compañía brasileña Violent Records junto a bandas que van desde el Thrash al Black Metal pasando por el Doom y el Grindcore. El cartel daba una muestra de los variados matices que componían esta producción internacional: Extreme Attack, Al Azif, Gorgonia y The Grief. Read More

Yosi (LOS SUAVES): media vida en los escenarios

“Maldito el año del cerdo, enero desgraciado mes de aquel perdido invierno, triste día veintitrés.

Y que en las listas del tiempo no se olviden esta vez de borrar aquel momento; horas: las malditas seis”

‘Maldita Sea mi Suerte’ (Yosi Domínguez)

 

Así es, este hombre maldijo hasta al día en que nació… Hoy, sesenta y cuatro años después, su obra ha trascendido fronteras en ese marco negro y melancólico que un día dios —¿o el diablo?— bautizó como Rock & Roll. Y aunque siempre es un acto de traición festejar el nacimiento de alguien —mucho más sino lo hemos visto más que en vídeos y fotos de discos lejanos y aclamados— desde este espacio queremos agradecerle a la persona que forjara el tributo más sincero y descarnado a la mejor música del mundo.

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

Desde que esto era un baile allende las manijas de un reloj sin tiempo —con “zapatos-gamuza azul”—, desde ese Rythm and Blues, desde las tonadas graves de Barry McGuire, desde la estridencia fatal de los RAMONES, desde la sabia interpretación guitarrera de Thin Lizzy ha surgido una maroma de desesperanza y fuerza, embutida en negras ‘Chaquetas de Cuero’ y “pantalones vaqueros”: <<SUAVE es la noche>> en la que no se duerme porque hoy recordaremos la impronta de los ourensanos que le cantaron a Hendrix, a Lennon y a Lynnot.

A un lado quedan la fiesta y las risas falsas cuando (el nacido) José Manuel Domínguez nos recuerda que “El Rock and Roll no es alegría, el Rock and Roll solo trae penas y tristezas… como la vida”. <<29 años, 9 meses y un día>> pasaron desde que LOS SUAVES dejaron el anonimato cuando tocaron en A Coruña junto a THE RAMONES. Este 18 de septiembre de 2010 también se cumplieron cuatro décadas de la muerte de Jimi Hendrix. Momento propicio para que su mítico directo se plasme en CD y DVD. Read More

HORCAS en Quito (La Historia detrás de la Leyenda)

¡Imposible recordar a HorcaS sin que invada tu mente el más genuino Thrash Metal que se ha hecho en América! Guitarras atronadoras sobre una base rítmica imparable, más una voz corrosiva que gritaba letras combativas dieron lugar al ineludible <<Reinará la Tempestad>> en 1990.

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

Aún no terminaba la década de los 80 cuando V8 dejó las tablas. Ricardo Iorio formaría HerméticA, siguiendo con el germen del Thrash que habían esbozado en la mítica agrupación. Entre tanto, Alberto Zamarbide le daba cabida a sus intenciones religiosas en LogoS. Pero quien más exploraría  la vena de este fortísimo estilo sería Osvaldo Civile con una poderosa guitarra en la fundación de HorcaS.

Distanciándose de los referentes Veochianos (Saxon, Judas Priest, Mötorhead), El Cetorca desarrollaba la mejor y más original respuesta al Thrash Metal de entonces. Filoso y agresivo llegaba en vinilo un trallazo de la mano de Hugo Benítez (voz), Gabriel Ganzo (batería), Adrían Zucchi (segunda guitarra) y Eddie Walker (bajo). Derramaron hasta la última gota de sangre y dejaron temas inmortales como ‘No Habrá Piedad’ (impresionante introducción de bajo), ‘Cosas Enfermas’ o ‘Devastación’ –éstos dos últimos serían reeditados en los discos <<Eternos>> y <<Vive>>, respectivamente–. Para el lanzamiento de este <<Reinará la Tempestad>> Zucchi se alejaría de la banda.

Toda la miseria que hay hoy / te consume sin piedad / tú te drogas en los baños / y tu demencia hechas a andar / ardiendo en llamas ahora estás / sintiendo tu amarga existencia / tu mente absorbe el dolor / hundiéndote en la perdición / te abrasará la soledad / ¡lucha contra la adversidad / librándote del sufrimiento / no te rindas al dolor / rebélate ante la opresión!… (‘Ardiendo en Llamas’)

El ex Lethal Oscar Castro tomaría las seis cuerdas y Norberto “Topo” Yañez el bajo para el siguiente disco. La abridora ‘Solución Suicida’, uno de los mejores temas de la banda, fue compuesta por Ricardo “Chofa” Moreno, el desaparecido cofundador de V8. La letra es de Ricardo Iorio. La canción apareció con Lethal en 1984, cuando Chofa aún tocaba la guitarra.

A estas alturas HorcaS había paseado su <<Oid Mortales el Grito Sangrado>> junto a Mötorhead, Metallica, Kreator y Exodus. Inconvenientes con la manager de entonces provocan una ausencia de los estudios durante un lustro…

En 1996 el Metal Rock Festival los acoge al lado de Vibrión, LogoS y Rata Blanca. El resultado sería la grabación del concierto tributo <<V8 Homenaje>>. Participaron en este Osvaldo Civile, Alberto Zamarbide, Miguel Roldán y Gustavo Rowek. Christian Bertoncelli (después Imperio, Renacer) empuñaba el micrófono de la banda de Civile. Read More

Reunión de BLACK SABBATH

Los pioneros anunciaron su regreso a los escenarios el pasado 11 de noviembre (11/11/11) en el Whiskey a Go Go. El 2012 será el año de la revelación con disco, gira y retorno al sonido más puro y demoníaco que ha visto este infierno

41 Años de Pia

El Heavy Metal y un 18 de Septiembre

Golpes trepidantes a una batería semejan latidos de un corazón metálico, se rasgan las cuerdas de una guitarra como estirando tus venas y una voz de ultratumba anuncia a unHombre de Hiero:el maligno en camino, ¡rumbo a la puerta de tu casa! acompañado por la voz más distorsionada que podías encontrar en los 70’s… Es “IronMan”, el clásico de unos jóvenes Black Sabbath.

Geezer Butler (batería), Tony Iommi (guitarra), Ozzy Osbourne (voz) y Bill Ward (bajo)

Read More

Judas Priest (Una Biografía Necesaria)

El Evangelio según…

@NHQNP

1 Empieza el viaje

Para las grandes hazañas basta que se junten dos personas. Fue hace 45 años, septiembre del 1969: un par de amigos de una ciudad cercana a Birminghan (West Bromwick) buscaban un guitarrista para su novel agrupación; el blanco de su búsqueda sería el remplazode John Perry, fenecido en un accidente de tránsito.

El cantante Alan Atkins y el bajista Bruno Stapppenhil eligieron a Earnest Chataway –Keneth Keving Downing no fue escogido a pesar de que estuvo en la audición–. La banda se completó con John Patrigde a los palos.

2 Un buen motor

El encargado del bajo quiso rendir un tributo a Bob Dylan al bautizar a su banda apoyado en una de sus canciones: “TheBallad of Frankie Lee and Judas Priest” Con ese irreverente nombre (Cura Judas) empezaron sus primeras actuaciones en vivo.

 3 Judas, corre

Grabaron su primer demo de la mano de Alan Eade (Acemanagement), el primer manager que los metió a un estudio. “Good Time Woman” y “We’ll Stay Together” fueron los temas que motivaron a Harvest e Immediate Records a oírlos en la ciudad de Walsall. En el hotel The George, la segunda empresa firmó un contrato con el grupo por tres años.

4 Primera parada

Luego de dos meses de trabajo la grabadora Immediate quebró. Judas Priest sigue tocando hasta separarse a mediados del año 70. Diferencias musicales e inestabilidad agotan sus expectativas. El Blues en que se introdujeron llevó a Atkins a buscar otros músicos, quería algo más ligado al Rock que no traicione sus antecedentes; por aquellos años ya centelleaban sus oscurísimos vecinos: Iommi, Osbourne, Buttler y Ward (Black Sabbath)

5 Una quiebra es nada

En Wednesbury, tres músicos blandiendo sus rockeros instrumentos sorprendieron al primer vocalista de la banda que nos ocupa. Los estudios Holy Joe’s fueron el sitio de encuentro con el ya conocido “KK” Downing, Ian Hill (dos ex compañeros de colegio) y John Ellis. Guitarra, bajo y batería respectivamente conformaban Freight, luego se unirían a Alan Atkins retomando Judas Priest.

6 En carrera

Debutan el 16 de marzo del ’71 en Essigton-Working Men’s Club de Inglaterra. Transcurren meses de tocar y abren a Slade y a Budgie e Warhorse. Presentaban el clásico “Spanish Castle Magic” de Jimi Hendrix en su repertorio. También dejaban sonar notas propias: “Mind Conception”. Para octubre del 1971 cambian al baterista por Alan Skip Moore.

7 Rueda, Judas Priest

Entran al estudio Zella Records manejados por David Corke. Graban “Holy is the Man” y “Mind Conception”. Slade, Budgiey Gary Moore (pionero de la vieja nueva ola desde sus irlandeses años en Thin Lizzy) los invitan a tocar hasta 1972. I.M.A.: Norman Hood y Tony Iommi (Black Sabbath), aliados a su manager, permiten que la banda componga “Winter”, “NeverSatisfied” y “Caviar &Meths”. En esta empresa los acompañaron Bullion, Necromandas y FlyingHat Band (con Glen Tipton a las seis cuerdas).

En mayo del ’72 Moore se marcha a Sundance y es sustituido por Chris “Congo” Campbell.

8 Alto voltaje

Read More

DEATH: 12 Años…

Esta es la historia de una de las bandas más potentes de nuestra música, DEATH. La genialidad de Chuck Schuldiner en las sesis cuerdas tejió la telaraña sonora que, a su vez, engendró a bandas como Obituary y los argentinos 1917… Aquí el Homenaje por el décimo segundo aniversario de una muerte lamentable… (13 – XII – 2001)

…Fueun grupo de Death Metal, Heavy Metal extremo caracterizado por voces guturales, tempos  abruptos y baterías rápidas.

Por: David Nicolalde (Niko)

La banda nació en Florida, de la mano de Chuck Schuldiner (guitarra), Kam Lee (batería) y Rick Rozz (guitarra) en 1983, con el nombre  de Mantas (como tributo al guitarrista de Venom). Grabaron una demo de cuatro temas llamado <<Death by Metal>>, al mismo tiempo que se formaban otras grandes bandas dentro de la historia del metal y similares a Death: Possessed y Celtic Frost. Más tarde la banda cambió su nombre a Death y editó el demo <<Reign Of Terror>>, seguido en marzo del ’85 por su tercera producción, <<Infernal Death>>. Chuck se trasladó a San Francisco y dejó a Rick y a Kam que fundaron más tarde Massacre.

Read More

Bon Scott: una vida por la Autopista al Infierno

Bon & Roll

La biografía de una de las voces más emblemáticas del Rock Duro.

Por: Luis Fernando Fonseca

@lffonsecal

Esta historia empieza al norte de Europa en el año 1946, cuando nace Ronald Belford Scott –mejor conocido como Bon Scott– en Escocia, un nueve de julio; se trasladó con sus padres a Australia a los cuatro años de edad y pronto se destapa su pasión por la música y empieza a tocar la batería apenas cumplidas quince primaveras, obtuvo varios títulos como percusionista en la escuela antes de abandonarla, luego trabajó como cartero y tuvo un paso fugaz por las bandas: The Spectors, The Valentines y Fraternity.

Los Inicios

En los Spectors se desempeñó como cantante y baterista; en los Valentines, una agrupación pop que solía presentarse con ropas a la moda que tapaban sus tatuajes de Scott, grabó algunos singles poco exitosos. Esta agrupación batió un record al ser ¡el primer grupo australiano en caer arrestado por posesión de drogas! Montaban un espectáculo en donde no faltaban el papel confeti y las bombas de humo; cuando se separaron Bon se marchó a Sydney y se unió a Fraternity, una banda de Rock con toques Jazz. Para 1963, ciertas influencias extranjeras ya se habían hecho presentes en las Antípodas, algo que se establecería aún más con la llegada de los Beatles a Australia en junio del ’64. Además, una familia de clase obrera, llegó desde la ciudad escocesa de Strathclyde con los discos americanos de Elvis Presley, Little Richard, Buddy Holy y Chuck Berry. Se trataba de los Young. Inspirado en la música de Berry, The Yarbirds y The Who, Angus Young empezaba a tocar la guitarra eléctrica con la ayuda de su hermano Malcolm, juntos fundaron una banda con fuertes bases de Blues y el Rhythm ‘n’ Blues a la que bautizaron con el muy eléctrico nombre de AC/DC. Read More